PRINCIPIO N° 2 – Sé una mujer segura de ti misma con independencia emocional