PRINCIPIO N° 3 – Sé inteligente y femenina, TU no necesitas que nadie piense por tí.